Celotipia: Celos fuera de control


Casi todos sabemos lo que son los celos: El miedo, la rabia y la decepción se conjugan en un solo y fuerte sentimiento difícil de controlar y manejar.

Pero, para muchas personas, los celos son una pesadilla que no pueden dejar atrás: constantemente, revisan los mensajes de texto, las llamadas, los correos electrónicos, la ropa, los cajones y hasta las cuentas bancarias de sus parejas.

Para los celotípicos, los celos son más que una crisis emocional pasajera: son una enfermedad que arruina no sólo su relación sino el bienestar y la calidad de vida de cada uno de sus miembros.

¿Qué es la celotipia?

La celotipia resulta cuando los celos que se sienten hacia la pareja se convierten en una obsesión que destruye completamente el bienestar del individuo que lo padece, el de su pareja y el de su entorno familiar y social. Así, la persona celotípica no puede permanecer en paz y armonía con su pareja por mucho tiempo, pues todos sus actos y acciones están dominados por los celos la inseguridad que sienten.

Los síntomas de que una persona es celotípica son:

  • Ansiedad y preocupación constante por la pareja y sus acciones.

  • Actitudes paranoicas y violentas con la pareja.

  • Aislamiento del grupo familiar y social.

  • Necesidad de estar junto a la pareja todo el tiempo

  • Sospechas constantes de ser víctima de un engaño amoroso.

  • Sentimientos de abandono constantes.

  • Baja autoestima y sentimientos de inseguridad.

¿Cómo tratar la celotipia?

Cuando una persona ha o diagnosticada como celotípica, la ayuda de un profesional de la salud mental se hace indispensable, puesto que las consecuencias de esta enfermedad pueden resultar muy negativas para la pareja (llegando incluso a la violencia física y psicológica).

Por medio de la psicoterapia, la persona puede sacar a la luz los orígenes más profundos de su actitud celosa y posesiva y realizar, con ayuda del médico, pequeñas acciones para contribuir a la estabilidad conyugal. También, es deber del otro contribuir en el mejoramiento de la relación de pareja, acudiendo puntualmente a las citas y tratándose tal cual sugiere el especialista.

Controlar los celos no es una labor imposible, pero cada uno debe poner de su parte para mejorar poco a poco la relación. La culpa y el rechazo no solucionan el problema.

La buena salud emocional y la comunicación en pareja son las bases fundamentales para despejar un panorama devastado por los celos. Juntos podrán salir adelante, dedicando tiempo y amor para construir un nuevo camino.


Noticias Destacadas
Noticias Recientes